Libertad de pensar

octubre 5, 2011

ULTRA DERECHA Y CARABINEROS ULTRAS: Odio y delincuencia

En el conflicto de los estudiantes con el gobierno, la mayor cuota de odio lo pone un sector que nunca sale a la calle.

Y la mayor cuota de delincuencia la pone un sector de la institución destinada a combatirla.


El odio lo pone la ultra derecha bien representada por el alcalde Labbé de Providencia, que aunque ha sido incapaz de terminar las tomas (los liceos continúan todos tomados) ha aprovechado toda oportunidad para insultar a los estudiantes y asegurar que si no se les reprime, “VIENE EL CAOS” Este discurso, del alcalde exacerba un ODIO IRRACIONAL, que solo puede profundizar el conflicto, y presionar a Carabineros para que reprima a los estudiantes, como si fueran delincuentes comunes, cuando EVIDENTEMENTE no lo son, aumentando el peligro de que alguien salga seriamente herido en un conflicto que, en otras comunas, se procesa por cauces pacíficos.


La delincuencia la pone un sector ultra, dentro de Carabineros, que ha venido VIOLANDO SISTEMATICMENTE LA LEY, acumulando centenares de abusos de autoridad, algunos casos de torturas y abusos sexuales y hasta ahora, en el marco de este conflicto estudiantil; al menos 1 homicidio. Estos delitos son el resultado, entre otras cosas, de la presión del grupo social representado por el alcalde Labbé y de la disparidad de criterios entre distintos integrantes de la institución.

Quiero aclarar que no soy, para nada un “enemigo” de Carabineros, todo lo contrario, creo que es una institución imprescindible para la paz social, y muchas veces he visto a sus integrantes realizar actos, que me enorgullecen como chileno. Hace apenas un mes, posteaba un agradecimiento específico al actuar de Carabineros, que, al evitar la represión de una marcha NO AUTORIZADA, logró con creces su objetivo superior de proteger la paz. Es justamente, por la importancia que una policía profesional, tiene para el futuro de Chile, que no dudo en levantar mi voz si veo que existe en su interior, una permanente acción fascista, que intenta alejarla de su rol profesional, acción soterrada, que ya en el pasado histórico reciente, nos ha llevado a profundas tragedias nacionales.

Lamentablemente, los ejemplos de la acción de estos “Malos Carabineros” (Definición del general Gordon, director general de Carabineros) son también muchos.

Crecen denuncias contra Carabineros por excesiva violencia en manifestaciones
Denuncian que carabineros golpeó y torturó a estudiantes en Santiago y Valparaíso
Desde Argentina: “En Chile policía tortura a estudiantes detenidos
Impactante testimonio de dirigente universitario torturado por Carabineros

Carabinero golpea en la cara a estudiante en Linares

Carabineros torturan estudiantes.

Y suma y sigue.

EL MARCO MINIMO DE LA PAZ: EL RESPETO A LA LEY
Entre individuos o entre grupos sociales, para que la relación no termine en barbarie, la condición mínima, es el respeto a la ley.
Por eso es grave cuando la institución encargado de velar por el cumplimiento de la ley comienza a violarla sistemáticamente. Y MUCHO MAS GRAVE AUN cuando esto ocurre impunemente, es decir cuando los mecanismos legales encargados de “vigilar al vigilante” también fallan.

Exactamente eso. Es lo que viene pasando desde hace algún tiempo en Chile.

LA LEY VIOLADA POR SUS GUARDIANES
El jueves, 29 de septiembre, una marcha que se había iniciado y desarrollado, al igual que todas sus antecesoras, en forma pacífica y alegre, a eso de las 12:30 cuando estaba encajonada en la avenida Blanco Encalada, entre República y ejercito (60.000 personas) fue atacada en forma masiva por un contingente de vehículos policiales que irrumpieron desde la calle Ejercito (lateral) agrediendo a la multitud con agua mezclada con químicos y gases lacrimógenos.

En los medios de comunicación se mostraron después, como excusa, disturbios ocurridos en las calles laterales, pero:
A) no se muestra quien los inició y
B) Los disturbios que ocurran en calles laterales NO JUSTIFICAN el ataque a la manifestación central que se desarrollaba en completa calma.

Tan calmada estaba la multitud que durante unos minutos siguió tocando sus tambores y batucadas, entonces la policía disparó bombas lacrimógenas hacia el centro de la multitud, aun así algunos intentaron seguir tocando hasta que el humo los ahogó. Entonces comenzó la dispersión del 95% y el intento de resistencia del 5%, pero el 5% de 60.000 son varios miles de jóvenes, que se enfrentaron a la policía durante horas.


Instantánea del momento en que vehículos de carabineros inicia el ataque a la marcha pacífica del 29 de septiembre. La imagen cuenta con la definición necesaria para comprobar que no se aprecia entre los manifestantes atacados NI UN SOLO ENCAPUCHADO, ni atacante. Nótese el carabinero detrás del carro de la izquierda en posición de tiro para iniciar el lanzamiento de bombas lacrimógenas, apuntando hacia arriba para caer en el centro de la multitud pacífica y desarmada. Esto provocó la reacción de un porcentaje de los jóvenes atacados. ASI SE INICIA LA VIOLENCIA

Y con estas acciones ILEGALES, qeu en cualquier momento pueden originar una tragedia, se aseguraron una serie de ventajas políticas para el gobierno:

A) Impidieron que terminara la marcha, en el día en que comenzaban las negociaciones formales entre el movimiento y el gobierno.
B) Proporcionaron cuatro horas de enfrentamientos para los medios y la TV (que en Chile le pertenecen a la derecha) y con eso se evita mostrar la parte, alegre y artística de la marcha, cosa que, ni al gobierno, ni a la policía les conviene, porque le genera gran popularidad al movimiento y baja la popularidad del gobierno. Por contraste, mostrar imágenes de manifestantes atacando a carabineros o haciendo barricadas, sin que el televidente pueda ver COMO se llegó a esa situación, tiene el efecto contrario.
C) Le permite a la policía varios beneficios técnicos, como identificar líderes rebeldes entre los estudiantes, detenerlos, amedrentarlos y abrirles fichas de control.
D) Le permite a una parte de la policía varios beneficios emocionales, como, en primer lugar: ¡actuar!. Disponen de equipo y armamento que les otorga una gran superioridad táctica sobre los manifestantes. y a esas alturas, lo único que quieren es poder actuar y descargar la tensión acumulada. El acto represivo también permite a los elementos ultras de la policía darse el esperado gusto de maltratar estudiantes e incluso los vigilantes mas enfermos, aprovechan de torturar a los que puedan en el interior de los vehículos (ya documentado)

Evidentemente, el fin violento de una marcha le reporta una serie de beneficios, tanto al gobierno de derecha, como a los sectores ultras de la policía .

El único problema es que es ilegal e hipoteca el respeto de la población por su policía.

Agredir, SIN JUSTIFICACIÓN, a una muchedumbre, con armamento anti motines, y más aun, con armamento de servicio, configura una variedad de figuras delictivas, que parten con uso injustificado de la fuerza con resultados de lesiones leves y puede escalar hasta homicidio calificado. Sin contar con la cantidad de tratados internacionales suscritos por Chile que son violados en estos actos.

Y esto ocurre en Chile en la mas absoluta de las impunidades porque el miope gobierno de turno cree, que le conviene.

Y que conste que una supuesta agresión a carabineros, de OTRO grupo, diferenciado de los marchantes, NO CONSTITUYE JUSTIFICACIÓN LEGAL para agredir a los marchantes pacíficos.

Esto por no hablar de “detalles” como la ética y la moral. En este post SOLO estamos exigiendo lo MINIMO: el respeto a la ley.

Este no es un hecho aislado, esa fue la segunda marcha estudiantil masivamente atacada luego de un enfrentamiento entre Carabineros y un pequeño grupo de encapuchados, a diferencia de las anteriores, donde Carabineros se limitaba a reprimir a los encapuchados y no a los manifestantes pacíficos. En esos días se verificó también el intento fallido de desalojo del Liceo Lastarria donde Carabineros, presionado por el alcalde Labbé, agredió, con agua mezclada con químicos a toda la comunidad académica (alumnos, ex alumnos, profesores y apoderados) A PESAR DE NO SER AGREDIDOS por nadie, de lo cual existen múltiples y testimonios pues los niños tuvieron el apoyo y la presencia de sus padres y destacados ex alumnos como Mario Waisblut, Director de educación 2020, intachable académico, sin ninguna militancia política (que aquí reproducimos)

ULTRAS Y LEGALISTAS DENTRO DE LA POLICIA
Este “cambio de táctica” no es casual, responde a un momento de inflexión concreto, donde dos concepciones del papel de carabineros se enfrentaron al interior de la institución y uno salio ganador.


El segundo día del paro del 24 y 25 de agosto el suboficial de carabineros Miguel Millacura disparó una sub ametralladora uzi hacia un sector donde el supuso que habían “manifestantes armados disparándole a el”. Su disparo le dio en el pecho a Manuel Gutierrez, un adolescente de 17 años, evangélico. Era un chico que estaba mirando, huelga decir que no estaba armado. El disparo lo mató.


Al día siguiente el general Sergio Hernán Gajardo Oelckers, segundo jefe de la zona metropolitana declaró que la Policía “no utilizó armas de fuego en el control de los desmanes” Y DESCARTÓ INVESTIGAR.
Cuatro días después el 29 de agosto, el fiscal de la zona metropolitana oriente, Jorge Martínez, confirmó que la bala que mató a Manuel Gutiérrez, el viernes 26, fue percutado por la subametralladora UZI del suboficial Miguel Millacura Cárcamo, quien había sido dado de baja junto a el cabo Patricio Bravo, tras admitir que disparó dos tiros “al aire” esa noche.


Un día después el 30 de Agosto El general director de Carabineros, Eduardo Gordon, rompió su silencio en medio de un tratamiento médico para comunicar las nuevas sanciones adoptadas por la institución tras el vuelco en la investigación por el asesinato del estudiante Manuel Gutiérrez, señalando que inició el trámite de retiro por la “responsabilidad de mando” del coronel de la prefectura Cordillera, Sergio Uribe, el mayor de la 43° Comisaría, Roberto Contreras, el capitán de la sub comisaría de Peñalolén, Carlos Castillo, y la subteniente Claudia Iglesias Luz.
Se hace evidente que un carabinero, en el marco de la represión de una protesta cometió un homicidio contra un menor que ni siquiera estaba participando y sus pares y superiores trataron de encubrirlo.
El general Gordon es tajante “Que los que ensucian este uniforme dejen de hacernos daño” “Mejor váyanse”
Hasta allí Nueve policías, entre ellos cinco oficiales, han sido dados de baja por encubrimiento y el autor de los disparos ya ha sido apresado y puesto a disposición de la justicia.
Lo primero que se nota es el encubrimiento general del homicidio en primera instancia (9 carabineros desde sus compañeros de patrulla hasta el general Fajardo, segundo jefe de plaza, pasando por sus superiores directos aseguran que Carabineros “ni siquiera portaba armas esa noche” lo cual se ha demostrado absolutamente falso.
Lo segundo que se nota es que en algún momento entre el 25 29 de Agosto ocurre un cambio de criterio en 180 grados. Se entrega al tirador a la justicia y se castiga drásticamente a todos los implicados. El General director sale de su cama de hospital para fustigarlos duramente y llamarlos “Traidores”
Es tan claro que esto representa un cambio de timón que el mayor llamado a retiro se queja a través de la prensa declarando que “uno habría esperado mas apoyo del mando” es decir, quejándose de haber actuado como se esperaba de el.

Se nota claramente el esfuerzo de una parte de la institución (legalistas) de “meter en vereda” a otra parte de la institución (ultras) y la amarga queja de los ultras acusando de “DESLEALTAD” a sus mandos superiores.

Es evidente, que al interior de Carabineros de Chile hay ultras y legalistas.

Esta situación además aplica a toda la derecha y a todas las otras ramas de las fuerzas armadas. Y tampoco es nueva.

Bueno; AL DIA SIGUIENTE de que Gordón le bajó la cortina a los ultras, por el homicidio, UNA INCORRECCIÓN DE MENOR CUANTÍA, OCURRIDA UN AÑO ATRÁS; la omisión del nombre del hijo del general Gordon en un parte por un accidente de tránsito con la nieta del alcalde Labbé, DE PRONTO SALTA A LA OPINION PUBLICA, con investigación periodística, con fotos del parte adulterado (que había estado un año guardado en la 19 comisaría de Providencia) en las primera páginas de diarios y revistas del duopolio nacional. Y obliga al General Gordon a dejar su puesto.

Es decir, 48 horas después de desvincular a todos los implicados en un homicidio y de dar un discurso durísimo, notificando a los ultras que “mejor se vayan” es obligado a retirarse por datos entregados por sus sub alternos.

Datos que estaban guardados en la 19 comisaría de Providencia, y que, 24 horas después que Gordon desvinculara a los ultras, “mágicamente” aparecen en un centro de investigación periodística obligando Gordon a renunciar.

La respuesta de los ultras a la acción de Gordon, está más que clara.

Y la notificación para el siguiente general director, también es muy clara. ¡mucho cuidado con nosotros general! Si se nos enchueca ya sabe lo que le puede pasar.

Y desde ese punto en adelante, ya se ha verificado un endurecimiento y una aplicación indiscriminada de la represión,


¿Y QUIEN ESTA DETRAS DE TODO ESTO?

TITIRITERO MENOR (por suerte aficionado)
¿Y quien mas podría tener esos antecedentes archivados en sus servidores?
La Dirección de Inteligencia de Carabineros de Chile, también conocida como DIPOLCAR.
Como todo organismo de inteligencia militar, es inherente al ADN de la DIPOLCAR acopiar información, actuar en las sombras, mantener un férreo sentido de grupo y de la “lealtad” mal entendiendo el concepto como no acusar jamás al grupo o a sus integrantes de nada, sin importar de que se trate. Con ese código de conducta traspasar los límites de la ley es solo cuestión de tiempo.

Afortunadamente para Chile la eficiencia de nuestros organismos de inteligencia criollos deja muchísimo que desear, especialmente la DIPOLCAR, que va por la vida dejando constantemente huellas visibles de sus actuaciones, aquí una breve reseña sus últimos tropezones de público conocimiento:

Detective delató a agente encubierto de Dipolcar en protesta.
Sorprenden a carabineros ocultando a infiltrado-encapuchado.
Denuncia de espionaje entre Carabineros.
Acusan a Carabineros de espionaje telefónico a parlamentarios de oposición.

El panorama delineado (y de conocimiento público) es claro.


La DIPOLCAR, dirigida por el general Bruno Villalobos Krumm, lleva tiempo espiando (mas allá de los límites que le marca la ley) a las organizaciones sociales, al congreso (incluyendo al senador Espina) e incluso la misma institución de Carabineros. Y se ven en estos pocos ejemplos 2 patrones de objetivos, no solo espían a las organizaciones sociales o parlamentarios de izquierda, que han sido sus blancos tradicionales, sino también a parlamentarios de derecha involucrados en el desempeño de la policía o a sus propios compañeros. Es decir, a todo el que pudiera poner en peligro sus carreras personales. Y eso no hay nada mas efectivo que acumular antecedentes personales de todo el que pudiera eventualmente afectar a dicha carrera. Para llegar a esta conclusión, no es necesario montar ninguna operación de inteligencia muy sofisticada, sino solo consultar las fuentes de información pública disponibles y cruzar los datos. Las coincidencias existen, pero las series sistemáticas de coincidencias no.

La conclusión evidente, es que la DIPOLCAR hace rato que se viene saliendo del marco (ya de por si difuso) que le marca la ley.

EL TITIRITERO MAYOR
El gobierno, a través del ministro del interior y algunos subalternos como Ubilla, han dado muestras de seguir los acontecimientos al interior de la institución desde afuera, como si no entendieran lo que está pasando (o no quisieran entender), desatendiendo gravemente su rol de responsables directos del accionar legal de la policía. Peor aun, no pocas veces la voz del ministro se ha unido al discurso represivo de la ultra derecha, enviando un mensaje muy claro al interior de Carabineros y fortaleciendo a la ultra. Claro, cuando aparecen los delitos graves, los deja caer para no caer ellos. Pero claramente no está cumpliendo su rol de proteger los derechos de los ciudadanos. Mas bien está utilizando a carabineros para intentar resolver con represión policial (y además ilegal) un problema que es político, y en el intertanto, está dañando gravemente a Carabineros de Chile, los está alejando del respeto de la población (sobre todo de la juventud) y los está arriesgando a cometer crímenes de lesa humanidad, por los cuales, despues solo van a ser responsabilizados los uniformados, pero no los políticos y empresarios que los manipulan desde las sombras.
Cabe mencionar, que el organismo antecesor de la DIPOLCAR fue la trístemente celebre DICOMCAR, el organismo de “inteligencia” de Carabineros que, en dictadura y bajo las órdenes del coronel Luis Fontaine, secuestró y asesinó a Santiago Nattino, Manuel Guerrero y José Manuel Parada. Tal vez los actuales “ultras” deberían considerar, que, aunque en su momento todos los implicados recibieron amplias promesas de impunidad, lo cierto es que el coronel Fontaine se encontró con una bala en una esquina de Santiago, y con la eventual recuperación de la independencia del poder judicial, otros 18 carabineros implicados fueron condenados, 6 de ellos a cadena perpetua. Esos son los resultados cuando un organismo de inteligencia policial pierde el control y el apego a la ley.

Todos perdemos. Nadie gana.

QUE HACER
Entonces, es necesario que la ciudadanía comience a mirar con mucha más atención la actuación de Carabineros de Chile y del ministerio del interior en temas represivos y con especial atención a la DIPOLCAR, que, de estar haciendo un trabajo correcto, no deberían aparecer para nada en los medios de comunicación, pero que, justamente por haberse alejado del profesionalismo, hace ya tiempo que viene dejando huellas públicas de su accionar.

Los extraordinarios abogados de DDHH que existen en Chile necesitan el apoyo de todos los chilenos que creen en los ideales de los estudiantes. Ellos tienen la experiencia y la capacidad para detener al fascismo criminal, en los tribunales chilenos e internacionales.

Que hable el derecho.
Para que no hablen lar armas.

Porque los que, en uno y otro bando sueñan con desatar la violencia (aunque repito que unos tienen 15 años Y SON NIÑOS y otros tienen 60 y son alcaldes, generales y ministros)

No tienen ni la mas mínima idea.

De lo que están pidiendo.

Eduardo Erlandsen

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: